CANCELADA MI CONFERENCIA EN UPIICSA

Publicado en: conferencias | 0

A la comunidad politécnica y al público en general:

Desafortunadamente mi conferencia “SEXMEX. PRODUCIR PORNO EN MÉXICO DE MANERA LEGAL Y EMPRESARIAL” en UPIICSA fue cancelada después de que algunos miembros de la comunidad del IPN no estuvieran de acuerdo con que un “pornógrafo” se presentara en un recinto politécnico. Les pido una disculpa a todos los alumnos que se tomaron el tiempo de hacer su registro para asistir a mi conferencia. En breve anunciaré un lugar donde sí podamos llevar a cabo este evento.

No, mi conferencia no se trata de mostrar pechos, vaginas, y penes sino de compartir varios aspectos del fenómeno social que es la pornografía en México y de cuáles son los obstáculos que he encontrado en 14 años de trabajo.

Esta negativa por parte de algunas personas de UPIICSA me da la razón en puntos clave de los que hablo en mi conferencia.

RECHAZO SOCIAL

La pornografía (representar cuerpos desnudos y actos sexuales en imágenes y vídeos) ha sido satanizada por grandes sectores de la población de manera tal que la misma palabra lleva implícita una connotación negativa. Lo irónico es que millones de personas ven porno con el fin de erotizarse aunque muy pocos pueden declarase consumidores, al porno se le condena públicamente pero en lo privado se le consume bastante y así lo prueba el crecimiento de la producción de este material en internet, las estadísticas muestran que 3 sitios porno están dentro de los más visitados en el top 50 a nivel mundial, en Estados Unidos la industria porno genera más dinero que la industria de Hollywood, México está en la lista de los 10 mayores consumidores. Entonces ¿Por qué en nuestro país negamos el analizar un fenómeno social con el que vivimos a diario? Es como el elefante blanco dentro de la habitación del que todos pretenden ignorar debido a tabúes, prejuicios y dogmas.

LA MORAL DISTORSIONADA

Vivimos en una sociedad que condena las imágenes sexuales pero rinde culto a las que presentan violencia y muerte. Uno puede ver en el cine y la televisión la representación de una persona siendo golpeada, torturada, mutilada o asesinada y eso es “normal” y “aceptable”, pero no se pueden mostrar genitales ni tampoco una relación sexual explícita porque habrá una censura implacable y gran cantidad de personas listas para rasgarse las vestiduras y condenar dicho acto como el sacrilegio máximo a “moral y las buenas costumbres”. Aceptamos socialmente el dolor y el sufrimiento pero reprobamos el placer, ¿Por qué? ¿En qué momento de la historia se invirtieron los valores?

TEMA LEGAL

Algunos estudiantes de UPIICSA lanzan una consigna contundente pero sin fundamentos: “SEXMEX representa trata de personas”. Hay que explicarles que SEXMEX lo que ofrece es un empleo a todas aquellas personas mayores de edad que quieran participar como modelo / actriz / actor en fotos y en vídeos donde tendrán relaciones sexuales. Dichas personas ejercen su libertad de elección, acuden a trabajar por su propia voluntad y reciben una remuneración económica por ello. Cada persona que entra al set de grabación de SEXMEX es libre de entrar y libre de salir en el momento que lo desee, a nadie se le obliga y regresan porque quieren y les gusta el empleo. En los países de primer mundo (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, etc.) esta actividad está regulada con leyes claras y precisas porque reconocen que el porno existe como actividad laboral y que siempre habrá público consumidor, que no se puede prohibir, más en cambio se debe regular. En estos países a esta actividad mientras se haga dentro de la ley (que sean mayores de edad, que trabajen por su propia voluntad) en ningún momento se les relaciona con “trata de personas” pero si replicamos la actividad siguiendo al pie de la letras las leyes estadounidenses en México todavía hay gente que lo relaciona con ese o con otros delitos, en ello radica el retraso de 30 años en materia de legislación al tema del porno en nuestro país. Urge corregir esto y crear las leyes correspondientes.

Mi misión como conferencista y productor de entretenimiento para adultos pionero en México es presentar la cara poco conocida del porno desde el punto de vista social, cultural y empresarial, pues detrás de un video xxx existe todo un universo que el público ni se imagina pero que estoy seguro que al conocerlo se puede llegar a liberar de absurdos y medievales tabúes acerca de la sexualidad y el porno.

 

FERNANDO DEIRA

DIRECTOR DE SEXMEX

Dejar un comentario